CREACIÓN DE ESPACIO DE DESCANSO CON SOMBRA EN UN CAMPAMENTO DE EDUCACIÓN LIBRE

 

Diseñamos para una escuela libre un espacio con dos bancos de diferente planta y protegidos por una cubierta de madera, donde los niñxs puedan disfrutar de la sombra. Para la construcción de este espacio se realizó un curso donde se explicaron diferentes técnicas de construcción con tierra que se aplicaron en la construcción de los asientos.

Comenzamos con la construcción de un zócalo de piedra con mortero, como base de los bancos.

Construcción del zócalo de piedra y estructura de la cubierta de madera

Continuamos con la fabricación de adobes, la preparación de mezcla de cob (barro y paja) y el relleno de sacos de superadobe para levantar la estructura de los asientos.

Estructura del banco levantada por lxs participantes del curso con diferentes técnicas de construcción con tierra

 

El respaldo se levantó con tierra y se intercalaron ladrillos de botellas de vidrio para decorarlo.

Finalización del curso con la estructura de la cubierta de madera y los asientos acabados

 

Antes de aplicar el revoco al banco construimos la cubierta para protegerlo de la lluvia. Primero colocamos las vigas, que son recuperadas. Sobre las vigas se colocó el cañizo (rollos de cañas), su función es meramente estética para ocultar los elementos que conforman la cubrición de la cubierta.

Colocación de las vigas

 

Colocación del cañizo sobre las vigas

 

Colocación de ratreles

 

Colocación de la cubrición

 

Con la cubierta acabada comenzamos con los trabajos de los bancos. El zócalo de piedra se sube hasta crear la base del asiento. La superficie del asiento sin respaldo está acabada con piedras planas y juntas de mortero.

Construcción de los asientos con piedra y mortero

 

Parte de la superficie del asiento del banco con respaldo se acaba con mortero al que añadimos pigmento naranja, y otra parte con trencadis, trocitos de baldosa de colores.

Colocación del trencadis

 

El respaldo del banco se protege con la aplicación de tres capas de revoco. A la última capa le añadimos también pigmento naranja.

Para proteger al banco de la lluvia, además del alero de la cubierta, se hizo un drenaje con grava perimetral, lo que evitará la acumulación de agua y salpicaduras en la parte baja de la estructura.

Banco revocado y protegido con zanja de drenaje

 

Muchas gracias a Ana y Carlos por confiar en nosotros y hacernos sentir como en casa.

Vista frontal del espacio finalizado

 

Vista trasera del espacio finalizado

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario