Curso de Permacultura en el Sáhara

En el mes de marzo y junto con la asociación Ecolectivo tiene lugar el curso Permacultura en el Sáhara, en Chez Madani, M´Hamid, Marruecos.

M´Hamid es un pequeño pueblo al sur de Marruecos conocido como la puerta del desierto del Sáhara, y allí se encuentra Chez Madani, un proyecto de permacultura llevado a cabo por Madani, un nómada que a pesar de no haber ido nunca a la escuela posee una sabiduría innata y sorprendente.

En este proyecto Madani intenta ganar espacio al desierto creando en su terreno un vergel, para lo que necesita materia orgánica y agua dulce. En esta zona el agua de pozo es salada.

Durante el curso se construyó un baño seco para solucionar en parte el aporte de materia orgánica al suelo. Para conseguir agua dulce se construyó un destilador solar y un destilador en bancales.

El baño seco se construyó con materiales locales y con lo que teníamos a mano.

La estructura hexagonal se hizo con adobes de tierra cruda, que es un sistema constructivo tradicional de la zona junto al tapial.

La tabiquería interior es de bahareque, un entramado de madera fabricado con los nervios de las hojas de palmera y rellena con barro y fibra. Para los pilares se ataron varios nervios con cuerda de plástico, que fabricamos con botellas de este material, y los elementos horizontales eran simples nervios atados a los verticales también con esta cuerda. La fibra que se mezcló con el barro para rellenar el entramado del bahareque, fue hoja de palmera.

Para los acabados se hicieron dos capas de revoco, una capa base de barro y un revoco final de barro con excrementos de burro.

La estructura de la cubierta reciprocal es de madera de eucalipto. Sobre la estructura se colocó una manta de cañas, sobre las cañas un plástico para impermeabilizar y por último un acabado con tierra apisonada como es tradicional en la zona.

En esta zona el agua es de pozo y contiene una alta cantidad de sal. Con el destilador solar se consigue desalar el agua por evaporación. Se construyó una estructura con adobes orientada al sur. Sobre la pared sur del destilador se colocó un papel reflectante para guiar los rayos solares hacia el agua acumulada en la base de la estructura. Esta estructura está cubierta con plástico y el agua evaporada cae por gravedad a un canalón situado en la parte baja de la cubierta. El canalón tiene cierta inclinación para que el agua desalada llegue a una botella de almacenamiento.

El destilador de agua con bancales es una balsa rectangular, donde se almacena agua salada del pozo. Sobre la balsa se apoya una estructura inclinada a dos aguas construida con cañas y cubierta con plástico para que el agua acumulada se evapore y caiga directamente a los bancales que hay a cada lado del destilador, consiguiendo regar con agua sin sal.

Muchas gracias a todas las personas que participaron en esta bonita experiencia, sin vosotros nada de esto hubiera sido posible. Muchas gracias por hacernos felices.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario